Exosuit, un innovador traje de buceo ‘medio robot, medio submarino’

Un equipo internacional de arqueólogos planea regresar este mes a un lugar, cerca de las islas griegas, donde se encuentran los restos de un antiguo naufragio. Y para esta misión, contarán con la ayuda de un nuevo traje de buceo anzadova, que han definido como “medio robot, medio submarino”, que les dará mucho más tiempo para explorar bajo el agua.

Uno de los principales avances de este traje es que cuenta con un sistema de soporte de vida autónomo diseñado para permitir a los buzos trabajar dos días y medio sin salir a la superficie.

Se trata de un traje ligero al que han llamado ‘Exosuit’, fabricado en aleación de aluminio. Está diseñado para permitir trabajar a un buzo durante largos períodos, a profundidades de más de 300 metros de profundidad, evitando períodos de descompresión que consumen mucho tiempo. Además, tiene un sistema de propulsión y articulaciones desarrolladas por el explorador Phil Nuytten.

Según informa el ‘New York Times’, esta nueva ‘armadura’ tiene juntas rotativas muy resistentes. La más pequeña, en la muñeca, puede soportar hasta seis toneladas de presión sobre una superficie pequeña. Además, el traje está conectado a la superficie por una red de fibra óptica de alta velocidad que transmite vídeo de alta definición y cuenta con pinzas robóticas que permitirán a los buzos manipular los artefactos encontrados en el sitio.

Uno de los responsables de este proyecto, Brendan P. Foley, ha indicado que con ‘Exosuit’ el buzo siente “como si estuviera en un traje de armadura segmentada. Como Lancelot”.

La fabricación de este traje ha sido obra de Nuytco, una empresa que ha hecho trajes de buceo similares para operaciones de rescate de muchas de las marinas del mundo. Los trajes no tienen casi peso bajo el agua.

LA EXPLORACIÓN

Por su parte, la investigación que los arqueólogos van a realizar en Grecia, es sobre un naufragio ocurrido frente a la isla de Antikythera, descubierto en 1900. Parece ser un buque romano que se habría hundido durante el primer siglo antes de Cristo.

Desde su descubrimiento, los restos sólo han sido explorados una vez –por Jacques Cousteau durante varias semanas en 1976– hasta el otoño de 2012, cuando un equipo de buzos del gobierno griego, el Hellenic Ephorate, comenzó una exploración más sistemática de las aguas alrededor de la isla.

En el lugar se encuentra también un segundo naufragio, y hay alguna evidencia histórica de que las dos embarcaciones viajaban juntas, tal vez llevando material de las conquistas del general romano Lucius Cornelius Sulla, que se mostrarían en un desfile de la victoria en Roma.

Via: Innovaticias

Anuncios