Botellas de agua inteligentes

La tapa Vittel Refresh parece una tapa roja común, pero cuando se la enrosca en cualquier botella de agua, se establece automáticamente un temporizador mecánico. Después de una hora el temporizador se apaga, pero en lugar de una alarma, una banderita de plástico aparece como una señal visual rápida de que es hora de beber un poco de agua.

El concepto fue creado por Vittel por Ogilvy & Mather Paris como un experimento para ver cómo el diseño puede motivar el comportamiento. La agencia explicó que el programa fue lanzado en Francia con el fin de medir las reacciones de los consumidores y medir sus cambios de comportamiento. Los resultados iniciales muestran que la gente bebía más agua durante el día y lo disfrutamos.

Via: Innovaticias

Anuncios

Vessyl, el vaso inteligente que registra exactamente lo que bebes

Pareciera que los desarrolladores e ingenieros del mundo viven con la consigna de volver inteligente cuanto objeto tengan a la mano pero Vessyl se observa como un gadget de potencial enorme.

Vessyl es un vaso que presume la capacidad de reconocer la bebida contenida en él y registra tus hábitos. Además de saber esto, analiza los macronutrientes del líquido (carbohidratos, proteínas y grasas) y el conteo de calorías totales. Incluso puede detectar la cantidad de cafeína de tu bebida de Starbucks.

Los datos que recopila Vessyl se transfieren a una app que registra tus hábitos del día en matería de hidratación.

Cada que viertes un líquido en este vaso inteligente se ilumina su display que te indica lo que beberás. Algo que resulta soprendente es que puede diferenciar entre marcas de la misma clase de producto. Puede saber si tu soda es Pepsi o Coca-Cola.

Para Justin Lee, CEO de Mark One, la startup creadora de este dispositivo, la idea surgió de su necesidad de “tecnificar” algo que fuera cotidiano para millones de personas:

 “En el laboratorio la gente gusta de hacer objetos con ordenador integrado. La gente pone ordenadores en lentes y otras ponen ordenadores en pulseras. Yo quise poner un ordenador en uno de los objetos más ubicuos de la historia de la humanidad.”

Este gadget está destinado a las personas que se ejercitan y requieren hábitos de consumo específicos para los diferentes objetivos que se quieren alcanzar como aumento de masa muscular o reducción de grasa corporal. Aun así, su potencial para tratamientos médicos donde la cantidad de dichos macronutrientes debe ser específica resulta espectacular. Pacientes con diabetes, males renales o hepatopatías pueden tener un mejor control de su alimentación e hidratación gracias a las bondades de Vessyl.

Mark One decidió aventurarse al no financiar colectivamente su vaso inteligente con alguna plataforma popular. Para desarrollar y distribuir este producto utilizarán el dinero generado con la preventa de Vessyl cuyo costo es de USD $99.

Cuando Vessyl salga al mercado tendrá un precio de USD $199.

Via: FayerWayer

Darma, un cojín inteligente para sentarnos mejor y tener menos estrés

Silla Darma

Uno de los denominadores comunes de los sistemas de cuantificación actuales es que nos animan a movernos y hacer ejercicio. De hecho, es su razón de ser: contar pasos, calcular distancias, las calorías quemadas… Si os decimos que alguien está trabajando en un cuantificador que funciona cuando estamos quietos igual os sorprende.

Darma es un cuantificador diferente, en vez de decirnos todo el ejercicio que hemos hecho a lo largo del día, se encargará de medir nuestras pulsaciones. ¿Cómo? A través de un cojín que ponemos sobre una silla. No sólo eso, nos avisará cuando estemos estresados y la cantidad que tenemos.

Un wearable para tu silla

Muchas veces nos repiten constantemente, y con razón, lo importante que es mantener una buena postura mientras estamos trabajando: la posición de la espalda, la inclinación… Elementos importantes pero que a veces obviamos cuando estamos delante del ordenador trabajando.

Este cojín, que busca financiación en Kickstarter, se encarga de medir nuestras pulsaciones y mostrarlas en tiempo real en nuestro móvil, a través de una conexión Bluetooth 4.0 LE. Además también controla nuestra postura y nos indica si es buena o es mala.

En función que los datos que recoge, el móvil nos avisará de nuestro nivel de estrés y si tenemos que hacer una pequeña pausa para estirar el cuerpo. Resulta curioso el cálculo del primer dato, habrá qué ver cómo de fiable ya que a veces el estrés y la tensión se notan de formas muy diferentes según cada persona.

De momento Darma no ha salido en Kickstarter, lo hará dentro de poco. Mientras llega el momento, los primeros que se hagan con él lo podrán hacer a un precio de 150 dólares, podemos ver algunas opiniones de doctores que alaban las virtudes de este singular wearable. Veremos si es cierto y si logra enganchar.

Via: Xataka

Anillos inteligentes que convierten nuestra mano en un mando

Al más puro estilo de Tom Cruise en la película Minority Report, pronto será posible controlar todos los aparatos electrónicos que nos rodean a través del movimiento de las manos. En los últimos meses asistimos al apogeo de la tecnología biométrica, que busca convertir nuestro cuerpo en el propio mando. La última innovación en este ámbito parece ciencia ficción: anillos inteligentes que no solo sirven de dispositivo de notificación, sino también de dispositivo de control. Estos periféricos, que además cuentan con un atractivo diseño, son capaces de interpretar un sinfín de gestos articulados con nuestras manos y transmitirlos como comandos a cualquier dispositivo a través de la conexión Bluetooth.

El anillo Fin, creado por la empresa RHL Vision, es una sortija ergonómica que se introduce en el dedo pulgar y convierte nuestra mano en un controlador inalámbrico. Este innovador gadget integra un diminuto sensor óptico que detecta los movimientos y permite bajar el volumen del televisor o cambiar de canción en el reproductor de música de nuestro smartphone con un simple juego de manos, haciendo aún más intuitivo el manejo de la tecnología cotidiana.

Por su parte, el anillo Ring, en la imagen, ha sido desarrollado por la firma Logbar y viene equipado con sensores de movimiento, un sensor de contacto, un chip Bluetooth, LEDs y almohadilla de vibración. Este accesorio detecta tanto la escritura como las formas icónicas, por lo que el usuario puede iniciar una aplicación de correo electrónico con solo dibujar un sobre en el aire.

Esta tecnología emergente ha tenido muy buena acogida en la financiación colectiva (el famoso crowdfunding), por lo que a principios de verano podremos ver en la calle los primeros anillos futuristas.

Via: Muy Interesante