Minicámara inteligente en gafas que describe lo que ve al usuario invidente

Se está perfeccionando una minicámara inteligente, instalable en la montura de unas gafas, que analiza las imágenes en la dirección escogida por el usuario y se las describe. Si se trata de un texto, se lo lee. Si detecta obstáculos en su camino, advierte de ello al usuario. Si éste busca un objeto, la cámara le guía hasta donde ella lo ha visto. Al cruzar una calle, la minicámara avisa al usuario cuando la luz del semáforo cambia. La cámara puede memorizar rostros de familiares y amigos del usuario, e indicarle quién es en cuanto divisa a la persona. También puede memorizar lugares frecuentados a menudo por el usuario y guiarle hacia su destino habitual.

La revolucionaria minicámara OrCam, de la empresa del mismo nombre con sede en Israel, cofundada y presidida por el profesor Amnon Shashua, utiliza un módulo de cámara de 5,1 megapíxeles y un procesador digital de imágenes, ambos desarrollados por la compañía internacional STMicroelectronics, conocida mundialmente por su labor en el campo de los semiconductores para todo tipo de aplicaciones electrónicas.

Una primera versión operativa y comercializable de esta cámara, con las funciones básicas disponibles, ya se ha presentado públicamente. Ahora, el equipo técnico de OrCam ya trabaja en poner a punto los siguientes modelos de la minicámara, con la colección completa de funciones avanzadas.

[Img #17245]

Gracias al uso de la tecnología de STMicroelectronics y a sus propios algoritmos, la cámara OrCam capta con rapidez lo que tiene el usuario ante sí, ya sea un espacio hacia el que camina por la calle, o un texto que desea leer. Además, lo hace con distintas condiciones de iluminación y sobre una amplia gama de superficies en el caso de la lectura, incluyendo periódicos, envases de medicamentos y de otros productos, e incluso texto en pantallas de teléfonos móviles. Además, aunque la cámara ya viene con una biblioteca de objetos prealmacenados, el usuario puede enseñarle a la OrCam a reconocer nuevos objetos a medida que el usuario los utilice.

Para indicarle a la minicámara la dirección de interés, al usuario le suele bastar señalar con el dedo. Esto permite incluso decirle a la minicámara desde qué párrafo debe comenzar a leer.

La minicámara no solo puede reconocer objetos sino también billetes y la tarjeta de crédito propia, lo que hace que el acto de comprar sea más fácil y más seguro para el usuario.

Fuentes: noticiasdelaciencia

Anuncios