Estos robots se rompen una o varias extremidades pero vuelven a caminar en dos minutos

robots.png

Cuando un animal tiene un accidente y pierde la movilidad en una de sus patas, éste no tarda enadaptarse a la situación y sigue caminando como buenamente puede: o eso o quedarse a merced de otros depredadores. Algo así, pero con robots de protagonistas, han querido conseguir un grupo de investigadores de la Universidad París-Sorbona y los resultados han sido más que satisfactorios. Para muestra, el vídeo que podéis encontrar bajo el párrafo siguiente.

Estos científicos han encontrado la forma de conseguir que un robot dañado pueda recuperarse en cuestión de segundos, “aprendiendo” a caminar de nuevo bajo sus nuevas condiciones físicas. A pesar de que sea fácil de decir, esto no es tarea sencilla: en el movimiento de un robot intervienen muchos parámetros (ángulo de la extremidad, la posición de cada articulación, velocidad y un largo etcétera). Cuando algo falla, todos ellos deben ser reajustados en un proceso que puede llevar varias horas. ¿Cómo han conseguido entonces hacerlo tan rápido?

Hasta ahora, las distintas aproximaciones a este problema consistían en calcular, una vez se produce el daño, la forma más óptima de que el robot siguiera funcionando. Pero son muchos cálculos, muchas combinaciones… Al final el robot tarda mucho en recuperarse. ¿Cómo aligerar el proceso? Sencillo: lo que hicieron estos investigadores es comenzar con los cálculos antes incluso de que el robot se estropease. Calculan distintas “formas de caminar” con antelación, de forma que, cuando se produce la lesión, el robot puede ajustarse rápido a una de ellas que no utilice la extremidad dañada.

Para probarlo, este equipo de investigadores ha utilizado un robot tipo “araña”, con seis patas. Lo que hacen es calcular, antes de que comience a andar, 13.000 “formas de caminar” (lo que ellos definen como gaits o walking patterns). Para cada una de ellas, miden cuánto tiempo pasa cada pata en contacto con el suelo. Cuando una de ellas recibe un daño, lo que hace el robot es escoger el patrón en el que la extremidad dañada se utiliza menos y opta por él, reduciendo la complejidad de la búsqueda. De hecho, luego va cambiando entre “formas de caminar” para medir la velocidad que alcanza con cada una y decidirse al final por la mejor opción.

En el vídeo de prueba, incluso, vemos cómo algún robot se da la vuelta por completo y se arrastra sobre su espalda. Una solución que sobre el papel parece sencilla, pero el algoritmo tiene sus dificultades. “Esta nueva técnica permitirá crear robots más robustos, efectivos y autónomos”, dicen sus responsables. Por si tenéis curiosidad, el proyecto se titula “Los robots pueden adaptarse como los animales” y el *.pdf con los detalles de la investigación ya está disponible.

Via: Xataka

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s