Darma, un cojín inteligente para sentarnos mejor y tener menos estrés

Silla Darma

Uno de los denominadores comunes de los sistemas de cuantificación actuales es que nos animan a movernos y hacer ejercicio. De hecho, es su razón de ser: contar pasos, calcular distancias, las calorías quemadas… Si os decimos que alguien está trabajando en un cuantificador que funciona cuando estamos quietos igual os sorprende.

Darma es un cuantificador diferente, en vez de decirnos todo el ejercicio que hemos hecho a lo largo del día, se encargará de medir nuestras pulsaciones. ¿Cómo? A través de un cojín que ponemos sobre una silla. No sólo eso, nos avisará cuando estemos estresados y la cantidad que tenemos.

Un wearable para tu silla

Muchas veces nos repiten constantemente, y con razón, lo importante que es mantener una buena postura mientras estamos trabajando: la posición de la espalda, la inclinación… Elementos importantes pero que a veces obviamos cuando estamos delante del ordenador trabajando.

Este cojín, que busca financiación en Kickstarter, se encarga de medir nuestras pulsaciones y mostrarlas en tiempo real en nuestro móvil, a través de una conexión Bluetooth 4.0 LE. Además también controla nuestra postura y nos indica si es buena o es mala.

En función que los datos que recoge, el móvil nos avisará de nuestro nivel de estrés y si tenemos que hacer una pequeña pausa para estirar el cuerpo. Resulta curioso el cálculo del primer dato, habrá qué ver cómo de fiable ya que a veces el estrés y la tensión se notan de formas muy diferentes según cada persona.

De momento Darma no ha salido en Kickstarter, lo hará dentro de poco. Mientras llega el momento, los primeros que se hagan con él lo podrán hacer a un precio de 150 dólares, podemos ver algunas opiniones de doctores que alaban las virtudes de este singular wearable. Veremos si es cierto y si logra enganchar.

Via: Xataka

Anuncios

Niwa promete convertirte en el agricultor (de interior) perfecto

Niwa

Los huertos en casa son una buena idea si uno tiene espacio y las condiciones adecuadas. Como a veces no es fácil de controlar o poder hacerse con esta situación perfecta, la idea de un jardín o huerto de interior, sin tierra de por medio, puede ser una solución.

Niwa es precisamente un sistema de cultivo de interior, sin tierra, pero con un toque tecnológico máximo que según sus creadores permite a cualquiera convertirse en agricultor o jardinero sin esfuerzo ni conocimientos. Nosotros solo tendremos que manejar todo desde nuestro smartphone, como si de un juego se tratara.

Elegir, plantar y controlar

El proceso que nos propone Niwa para convertirnos en agricultores no puede ser más sencillo. Descargamos la aplicación, elegimos qué queremos cultivar, le vamos dando información y el sistema se encarga de todo lo demás. Luz, alimento, agua, tiempos … nosotros nos despreocupamos y los sensores del sistema recogen todas las variables necesarias, las analizan y el sistema toma decisiones. Solo toca sentarse y esperar, algo que ciertamente le quita encanto a esto de ser agricultor o jardinero pero sobre el papel nos asegura el éxito como agricultor.

Niwa y aplicación

Bueno, y antes hay que comprar la jardinera de interior, que busca financiación y la podríamos conseguir a partir de 200 dólares si somos rápidos. Y si temes por colocarla en tu pequeño apartamento, no tendrás problema porque tanto en tamaño como en diseño, ha sido pensada desde el inicio para que la ciudad e interiores sea su hábitat natural.

MiniBrake quiere ayudar a que tus hijos aprendan a montar en bici

Minibrake

Un grupo de emprendedores han desarrollado un ingenio al que han bautizado como MiniBrake, un sistema de frenos para las bicicletas que puede ser accionado remotamente y que está orientado para padres que ayudan a sus hijos a aprender a montar en bici.

El sistema es compatible con una gran variedad de bicicletas, y tras ajustarlo a la parte del sillín dispondremos de un medio para poder frenar las bicicletas con una señal desde un pequeño control remoto.

El freno se aplica sobre la rueda trasera, algo que según sus responsables permite que paremos la bici de forma suave y segura. Pensado para niños de entre 2 y 5 años, la idea es que actuemos como “copilotos a distancia” cuando se suben en una bici y podamos evitar peligros que surgen y que sería difícil controlar de otro modo.

Los responsables de MiniBrake llevan dos años trabajando en el sistema, que por fin han decidido tratar de comercializar. Para ello buscan recaudar 75.000 dólares en IndieGogo, donde los interesados podrán reservar una de estas unidades por un precio de partida de 80 dólares.

Via: Xataka

Primer vídeo del camión volador del Ejército USA

Estamos llevando lo de los drones demasiado lejos. De poder transportar una pequeña cámara han pasado a poder acarrear una grande, luego sofisticados aparatos de vigilancia e incluso armamento, incluyendo algún misil de los que matan mucho. Pero eso no parece suficiente para el Ejército de Estados Unidos de América que, como podrás comprobar en el vídeo que te mostramos a continuación, ya tiene operativo todo un camión volador a base de unas cuantas hélices estilo drone.

Una mezcla entre drone, transformer y contenedor de carga. Útil pero a buen seguro que no te gustaría cruzártelo por si alguna hélice decide fallar mientras pasa sobre ti. Se llama Black Knight (Caballero Negro) y se ha hecho posible por la colaboración entre el Centro de Investigación Avanzada y Telemedicina del Ejército, el Laboratorio de Combate de los Marines y el Laboratorio de Investigación de las Fuerzas Aéreas.

Se trata de un intento de la logística militar por conseguir una de esas célebres combinaciones híbridas que en ocasiones no cumplen ninguna de las funciones para las que se diseñan… pero en otras ocasiones consiguen incluso funcionar aceptablemente. Por lo menos en el caso que nos ocupa se trata de un contenedor que vuela, que es lo que se pretendía.

Al igual que en otros artilugios debidos a la primacía de la utilidad sobre la forma, el diseño no es precisamente atractivo ni armonioso, básicamente parece una caja con hélices, pero es posible que en un futuro se refine este aspecto. En cuanto a su capacidad de desplazamiento puede volar a una velocidad de 225 km/h una vez que se eleva gracias a sus ocho hélices superiores.

Los dos fines principales para los que se ha desarrollado este prototipo son el traslado de suministros y la evacuación sanitaria, tareas que puede desempeñar de manera totalmente autónoma, guiado a distancia por control remoto. Lo mejor es que cuando toma tierra puede conducirse como un camión normal y corriente.

Via: Theinquirer

Primeros vuelos del avión eléctrico de Airbus

Subes a tu avión con destino a una ciudad cercana a tu origen. El avión es pequeño, tal vez del tamaño de un Learjet, pero es producido por el grupo Airbus. Abrochas tu cinturón mientras las aeromozas repasan el procedimiento de seguridad que ya te sabes de memoria porque lo has visto una vez a la semana durante los últimos diez años. Se inician los motores, pero no es el ruido abrumador al que estás acostumbrado, solo escuchas el silbido del aire pasando a través de las turbinas que se hace más agudo conforme el avión acelera y eres arrojado hacia el asiento.

Para Airbus este sería el escenario que tendríamos al volar en un futuro no tan lejano, aviones completamente eléctricos. Por eso el pasado viernes se presentó el E-Fan, el primer avión completamente eléctrico de la casa de aviación europea.

El avión, un biplano de 6,7 m de largo y 9,5 de envergadura con dos asientos en tándem y autonomía de una hora, despegó de el aeropuerto de Burdeos-Mérignac para un vuelo de diez minutos, que contó con la presencia del ministro francés de economía: Arnaud Montebourg (quién califico el vuelo como una “revolución en la aeronáutica”).

Es bastante obvio que una autonomía de una hora solo es muy útil si planeas estrellarte a medio recorrido entre dos ciudades grandes, por lo que el primer vuelo tuvo una duración de unos diez minutos. Este avión “escuela” es el primer prototipo de un proyecto de Airbus que culminaría en 2017 con la producción en serie de los primeros aviones eléctricos de su flota.

También se presentaron el modelo E-Fan 2, con asientos en los dos lados y el E-Fan 4, con cuatro asientos y autonomía de tres horas. Todos los prototipos operan con baterías de iones de litio, el mismo tipo de baterías que le da su poder a la mayoría de los teléfonos inteligentes y tabletas. Actualmente el E-Fan 1 será utilizado como un avión de entrenamiento, pero los planes de Airbus incluyen un avión eléctrico para entre setenta y ochenta personas que surque los aires en los próximos veinte años.

Via: FayerWayer

Valour: ahora el GPS y los sensores van integrados en la bicicleta

Si apuestas por Valour, un nuevo proyecto que busca financiación en la plataforma Kickstarter, obtendrás una bicicleta con la que llevar un GPS externo ya no tendrá sentido. Piensa en los sistemas de navegación integrados en los coches, pero con más estilo.

Valou tiene en primer lugar un diseño exquisito, con cuadro de fibra de carbono, pero lo más interesante casi no se ve. Esta bicicleta incluye un sistema de navegación integrado para obtener diferente información de nuestro ejercicio, además de llevar integrado un sistema en el manillar para indicarnos qué camino seguir en una ruta marcada de antemano en el sistema con ayuda de su correspondiente aplicación.

Otra característica que apreciarán mucho los ciclistas tiene que ver con la seguridad. Una serie de sensores serían capaces de detectar cuando un coche está demasiado cerca de nosotros, produciéndose un aviso por vibración para ponernos alerta y tomar decisiones. Tanto estos como los demás sensores encargados de proporcionar información concreta de nuestro movimiento o posicionamiento, se recargarían mientras pedaleamos.

Valour en banco

A este proyecto de financiación colectiva que pretende alcanzar la cantidad de 100.000 dólares para ponerse en marcha, por ahora solo pueden entrar residentes de EEUU y Canadá, con un precio de 999 dólares para cada bicicleta que queramos. Esperemos que para cuando sea un producto comercial el envío del país canadiense a cualquier parte del mundo no sea un obstáculo.

Via: Xataka